Cáncer del Endometrio

El cáncer genital más común en las mujeres es el cáncer del endometrio, en dónde las células cancerosas se adhieren a las paredes o a la pared muscular del útero (matriz). Representa el 13% de todos los cánceres en la mujer, cerca de 31,000 nuevos casos se diagnostican cada año.

El cáncer del endometrio está ligado a los altos niveles de la hormona femenina llamada estrógeno. En un periodo menstrual normal, se produce estrógeno durante las primeras dos semanas. La hormona provoca que las células que delimitan la pared del útero crezcan en mayor cantidad. Durante las siguientes dos semanas se produce progesterona (que es otro tipo de hormona femenina). Esta hormona ayuda a madurar a las células para que las paredes del útero puedan sostener y nutrir al huevo fertilizado. Sin embargo, si no hay suficiente progesterona, las células de la pared del útero se multiplicarán rápidamente, lo que ocasionaría una masa o tumor que se puede volverse canceroso. Una prueba genética puede ayudar a determinar si una mujer es portadora de un gen con alguna mutación (cambio) que incremente la propensión a tener cáncer en el endometrio. La prueba genética no indica cuando o si es que se presentará la enfermedad, pero sí determina si una persona tiene un alto riesgo de desarrollar la enfermedad.

Síntomas

Aproximadamente de un 15% a un 20% de las mujeres con cáncer en el endometrio pueden no tener síntomas. Los síntomas que se pueden tener son:

  • Sangrado inusual
  • Calambres abdominales, que se ocasionan cuando el tumor bloquea el canal cervical y evita que salga la sangre.
  • Sangrado postmenopáusico
  • Sangrado irregular en mujeres jóvenes. Sangrado profundo que no para en varios días como debería suceder en un sangrado menstrual normal.
  • En etapas avanzadas, hay síntomas de intenso dolor, pérdida de peso y anemia (que es un bajo conteo de glóbulos rojos)

Causas y Factores de Riesgo

Los siguientes factores pueden elevar el riesgo de desarrollar cáncer en el endometrio:

  • Tener más de 40 años (menos del cinco por ciento de las mujeres con cáncer en el endometrio son menores de 40 años)
  • Ser menopáusica (el 90% de las mujeres con cáncer en el endometrio son postmenopáusicas)
  • Tener entre 60 y 70 años de edad (el 65% de las mujeres que tienen cáncer en el endometrio se encuentran en estos rangos)
  • Mujeres jóvenes que tengan el síndrome de Stein-Leventhal
  • Tendencia a engordar
  • Ser incapaz de tener hijos
  • Tener diabetes y otros desórdenes que afecten las glándulas endocrinas.
  • El haber tenido cáncer de mama e ingerido Tamoxifen. Este medicamento anti-cancerígeno puede producir estrógeno en ciertos órganos como el útero. Las mujeres que toma Tamoxifen deben de ser monitoreadas con regularidad para verificar que no haya anomalías en el útero.

Diagnóstico

Las pruebas para encontrar cáncer en el endometrio son más complejas y molestas que aquellas que se utilizan para la detección de cáncer cervical. Aunque el papanicolau se utiliza de manera regular y es una prueba exacta para detectar cáncer cervical, no es una prueba confiable para detectar el cáncer en el endometrio. El cáncer en el endometrio se puede detectar de las siguientes maneras:

  • El doctor de forma manual explora el útero para detectar bultos
  • Ultrasonido vaginal
  • Dilatación y legrado (sus siglas en inglés D and C)

Tratamiento

El cáncer en el endometrio se trata por lo general con terapia hormonal, cirugía, quimioterapia o la combinación de varios enfoques.

Servicios y Recursos - Cedars-Sinai

El Instituto del Tratamiento Comprensivo de Cáncer, Samuel Oschin en Cedars-Sinai

Programa GenRISK®

Servicios para la Salud de la Mujer

Para más información o para hacer una cita, por favor comuníquese con nosotros por medio: Correo electrónico.

Teléfono:

La oficina en México, Ciudad de México

Teléfono: 55 5081 8161

Contacto: Margo Torres

Estados Unidos, Los Ángeles, California

Teléfono: (310) 423-7890; fuera el EE.UU 001 (310) 423-7890

Android app on Google Play